El perro y la rana

Había una vez un perro muy pequeño. Era muy lindo, con pelo suave y era muy popular con los otros perros. Un día, cuando el perro estaba jugando cerca de un tren abandonado, escucho a un ruido muy extraño. Croá, croá. De la nada, una enorme rana salto. “Hola” dijo la rana. “Quieres ser amigos?” Los dos empezaron a jugar cada día, reuniendo al tren y teniendo todos tipos de aventuras. Los otros perros fueron muy celosos, y dijeron que perros no deberían ser amigos con ranas. Al igual que cualquier otro día, el perrito viajo al tren para jugar con su amigo, pero no pudo encontrar a la rana. Lloro mucho, aullando por la noche. Guauuu! Nunca volvería a verlo, pero un día, cuando el perro estaba bebiendo del lago, vio algunos renacuajos nadando en el agua.

 

css.php