La historia con la onomatopeya

La historia con la onomatopeya

 

Un dia, un perro camina al lado del calle. Los carros pasan con el sonido de “burrun, burrun”. El tren, que esta cerca del calle, conduce por el calle, “chu-chu, chu-chu”. Ahora, tenemos un problema: el perro quiere cruzar la calle. Hay demasiado trafico. Para llamar la atención de todos, el perro responde en voz alto antes de cruzando: “guau, guau. guau, guau”. En este momento, el tren y todos los coches pararon. En el final, el perro cruzó con seguridad la peligrosa calle.

css.php