La Influencia

La sociedad. Es lo que sabemos. Es todo que lo sabemos.

Crecemos y escuchamos a lo que la sociedad nos dice, siguiendo las reglas sin preguntas.  

 

“Cruza tus piernas, es más feminina. “

“No actúes como un niño, eres una niña.”

“Deja de ser maleducada.”

“No haz bromas como esas, nadie le gusta una sabelotoda.”

 

Permitimos la sociedad a dicta todo sobre nosotros: qué hacemos, cómo hablamos, las cosas que hablamos, cómo nos vestimos, nuestros pensamientos.

Pero estamos felices? Estamos felices cuando dejamos a la sociedad a dicta todo? Cuando seguimos cada regla de la sociedad?

Si la sociedad no acepta la persona que eres, que haces? Estás bien con te ajustas? Con cambiando ti mismo?

 

No deberías estar contento. Tienes el derecho a ser quien tú quieres.

Hay muchas posibilidades en el mundo. No hay una razón para la conformidad.

 

Haz la cosa que te trae felicidad. Sé única. Sé chillón. Sé atrevido y valiente. O sé tranquilo si prefieres. Sé una curiosa persona con fantásticas habilidades. Somos personas diferentes, personas únicas y brillantes en maneras individuales.

Sé la persona que quieres ser y no permites nadie a dejarte, aunque la maldita sociedad no te aproba. Solamente tienes la única vida.

css.php